El descubrimiento del yo a través de la creatividad, es una búsqueda profunda y necesaria para trascender.

 

INART es más que un espacio. Es un movimiento de servicio. Su objetivo es ser una plataforma multidisciplinaria en donde muchas personas, en distintos contextos, experimenten un encuentro con su ser, que trasciendan mediante el ejercicio del arte fusionado con otras disciplinas.

 

Somos un equipo de profesionales especializadas en artes expresivas, arte terapia, psicología y artes plásticas.

Para nosotras INART, más que un concepto limitado dentro de las fronteras del arte, es una forma de vida. Una experiencia en donde todo gira en torno a la expresión personal.

 

Nosotras estamos convencidas de  que los espejos reflejan el rostro y el arte es un reflejo del alma, una forma transparente de conocerla. 

 

Una historia de transformación

 

Todo empieza en el año 2004, cuando Ana Liska, fundadora de INART   se dibuja a sí misma en cubo dividido en nueve casillas, donde cada una de ellas representa una expresión artística con sentido propio.

 

Este acontecimiento se convierte en una revelación que dicta a Ana un mensaje contundente. De ahí nace la necesidad, de  crear algo mucho más profundo que la belleza plástica...

 

Primeros pasos

 

En el año 2006 se empieza a impartir talleres de bajo costo a niños y adultos en distintos lugares de la ciudad: Orfanato Valle de los Ángeles, Colegio Las Semillitas y Casa Azul, al igual que de forma privada.

 

Un legado

 

En el 2014 Inart expande sus actividades en los alrededores del relleno sanitario de la zona 3, en donde junto a un grupo de artistas nacionales, imparte una serie de talleres en el colegio Pasos Extraordinarios. Primero se trabaja con niños de primaria, posteriormente con adolescentes.

 

Los talleres continúan

 

En el 2017, en conjunto con la comunidad judía y, otros artistas locales, se realizan una serie de talleres en Pasos Extraordinarios. Los niños, a través del ejercicio del arte, tienen la oportunidad de aprender acerca del Holocausto. La lectura de El Diario de Anna Frank sirve como punto de partida para la actividad "en mis zapatos". Los niños realizaron cada uno su obra y tuvieron la oportunidad de dársela a sus padres en Navidad. Más que llevar creación a los jóvenes, la actividad logró romper barreras socio culturales con éxito.

 

 

INART se consolida

 

A partir de 2017, INART empieza a fluir como movimiento colectivo. Se imparten talleres en equipo. Psicólogas, cocineras, organizadoras profesionales y más artistas, integran este pequeño mundo de personas quienes, imparten una serie de talleres. Entre ellos, los talleres impartidos a la escuela de padres en AMG La Verbena, (Fellowship of christian athetes international). El objetivo es el mismo, trascender a través del arte y la creatividad para transformar vidas.

 

Actualmente nos encontramos trabajando y apoyando poryectos como Creative Mornings Guatemala, El centro de Cancer Integra medical center, el centro comunitario Q'axal en zona 3 ayudando a ninos de alto riezgo, entre otros.