top of page

Inart - Esencia

El descubrimiento del yo a través de la creatividad, es una búsqueda profunda y necesaria para trascender.

 

INART es más que un espacio. Es un movimiento de servicio. Su objetivo es ser una plataforma multidisciplinaria en donde muchas personas, en distintos contextos, experimenten un encuentro con su ser, que trasciendan mediante el ejercicio del arte fusionado con otras disciplinas.

 

Somos un equipo de profesionales especializadas en artes expresivas, arte terapia, psicología y artes plásticas.

Para nosotras INART, más que un concepto limitado dentro de las fronteras del arte, es una forma de vida. Una experiencia en donde todo gira en torno a la expresión personal.

 

Nosotras estamos convencidas de  que los espejos reflejan el rostro y el arte es un reflejo del alma, una forma transparente de conocerla. 

 

UNA HISTORIA DE TRANSFORMACIÓN

 

Todo empieza en el año 2004, cuando Ana Liska, fundadora de INART   se dibuja a sí misma en cubo dividido en nueve casillas, donde cada una de ellas representa una expresión artística con sentido propio.

 

Este acontecimiento se convierte en una revelación que dicta a Ana un mensaje contundente. De ahí nace la necesidad, de  crear algo mucho más profundo que la belleza plástica.

Biografía Artística Ana Liska

IMG_5596.jpg

 

La práctica artística de Ana Liska, está basada en la combinación de una visión adquirida como arquitecta y aguda compresión del “arte relacional” .

 

Su obra de arte intenta crear un equilibrio muy delicado entre los dos extremos. La práctica del “Arte relacional” exige ceder el control al observador, esforzándose por crear una experiencia compartida. Ana Liska navega en esta compleja tarea creando y compartiendo su experiencia con un grupo variado de creativos.

 

Los estudios combinados de Ana en Arquitectura y las artes expresivas en psicología la hacen excepcionalmente capaz de crear un paradigma completamente nuevo de la práctica del arte. Su arte trasciende más allá de la descripción normal de crear obras de arte solo para el consumo de los coleccionistas. Ella se esfuerza por investigar las propiedades intelectuales y emocionales de la práctica del arte. Ella está más interesada en encontrar un significado del proceso de creación que en crear un producto final.

 

Su trabajo busca crear un proceso de curación que pueda ser compartido y utilizado para fomentar el entendimiento entre los participantes.

 

Ana Liska es una de las poquísimas exponentes del “Arte relacional” en la región centroamericana. Su práctica ha abierto una amplia gama de interés en el tema.

bottom of page