Los  Talleres de Arte-terapia Expresiva  pueden ser poderosas experiencias sanadoras cuando los participantes se sumergen en el proceso creativo  dentro del entrelazar de las variadas modalidades de las artes expresivas como lo son entre otras: el dibujo intuitivo, el movimiento creativo, los sonidos sanadores, canciones positivas y la escritura inspirada. 

 

Al accesar y expresar  tus emociones con movimientos, sonidos, imagenes y escritura creativa,  puedes descargar o soltar el estres fisiologico causado por traumas pasados, experiencias negativas, o el continuo bombardeo mental  de pensamientos limitantes y de dolorosas sensaciones basadas en miedo (a las que todos estamos de alguna manera expuestos diariamente) y que enferman el sistema inmunologico. 

 

Las artes expresivas  permiten proceso creativo en sí mismo que provoca el cambio y la curación. En el proceso de cada quien el arte funciona como un lenguaje simbólico entre los diferentes niveles individuales, familiares y sociales de una persona, por lo que el arte expande la conciencia.

 

Por ejemplo en el Area de la pintura, la fotografía y la escultura, las imágenes juegan un papel  más poderoso que cualquier comunicación verbal. La persona exterioriza sus pensamientos y sentimientos para hacerlos tangibles y externos, y de esta forma, transformarlos e integrarlos en forma más clara y útil.

El arte, por ejemplo la escritura, obliga a la gente a reconocerse a ordenarse. Por esta razón  la valiosa presencia del terapeuta de arte sirve de guía para que la persona encuentre significados en sus obras y logre encontrar alternativas de sanación.

como terapeuta de arte, es importante reconocer que cada obra no expresa lo que el paciente es, sino en lo que puede convertirse. Y la persona penetra en su propia naturaleza para que a través del arte encuentre una forma de vida más armoniosa.

 

Las artes expresivas nos permiten tener  experiencias que proporcionan significados, metáforas e imágenes que pueden ser compartidos y así fomentar el crecimiento personal y social.

 

A través de estos procesos, la creatividad puede expresar el mundo interno de la persona: tanto las cosas positivas como las negativas, las fortalezas como las debilidades, las alegrías, los miedos y las tristezas.

Otra parte importante de este tipo de terapia no hace falta tener experiencia o conocimiento de ninguna de las artes ya que la riqueza está en la espontaneidad del proceso. Es por esto que el terapeuta no interpreta ni califica el resultado. El trabajo del terapeuta se convierte en utilizar las técnicas precisas para facilitar el entendimiento de la persona hacia su proceso de descubrir lo que está sucediendo en su interior